Verifica la medida del tubo y se abre el collarín o abrazadera intumescente.
Coloca el collarín lo más cercano posible al soporte.
Ajusta y se cierra mediante la pestaña metálica.
Atornilla al soporte mediante las fijaciones adecuadas.